PRIMER AÑO EN LOS MÁRMOLES

30 Diciembre 2020

A pocos días de que empiece este nuevo 2020, me estoy sentando a recopilar los aprendizajes de este primer año cultivando mis propias flores.

A pesar de que el año de calendario está por terminar, yo diría que nos quedan un par de buenos meses para terminar el año aquí en Los Mármoles. Hablando con mis primos me dijeron que ellos tomaban de Abril a Abril. Yo creo que, por ser primer año, y por tener como objetivo multiplicar semillas, probablemente con este calor y falta de agua terminaré antes de Abril.

Planifico que para Marzo debería estar terminando con las dalias.

Tengo mil y un sueños para el próximo año, que espero que me resulten (este cuento del campo es a dedos cruzados), pero antes de partir comprando semillas y papas voy a sacar un buen par de conclusiones para mejorar para el próximo año.

Los reyes del show de este año fueron definitivamente los ranúnculos, con miles de colores desde los pastel a los rojos, naranjos y amarillos potentes. Después los clarines que también anduvieron bastante bien (yo creo que porque les pusimos muchas ganas).
Y como premio al esfuerzo, las anuales.

 

Por el otro lado de la moneda diría que quedé frustrada con las peonías, que planté muy tarde y no crecieron tanto. Y con las dalias, en cierto modo, porque compré 20 de color damasco y eran rojas, cueck!

Para la próxima temporada clasificaré las variedades y partiré seleccionado solo cosas que me gusten mucho y tengan buena producción. 

A pesar de las celebraciones y porrazos, creo que para partir no estuvo mal. Me lo disfruté a mega concho y creo que varios de mi alrededor también! Que alegría dan las flores, es impresionante!

En el próximo blog les dejo fotos para revisar el proceso de Junio a Diciembre, de este mini experimento.

 

Deja un comentario