ENTREVISTA A REINALDO DE FLORES QUILLAYQUEN

Esta entrevista no es solo una entrevista, es más bien un resumen de un día casi completo de convivencia con la jovial familia floricultora de "Flores Quillayquén". El papá y la mamá ven el campo y las ventas mayoristas; la Consuelo, floristas y clientes; y los hermanos menores abren y cierran las naves. Cada uno tiene su rol y juntos, con una relación envidiable, cosechan maravillas de lisianthus y otras flores de temporada.

La experiencia fue lo máximo, con decirles que incluyó foto especial con un rosedal de metros y metros de fondo, paseo en camioneta con los hermanos, recorrido guiado y detallado a las plantaciones y almuerzo! Me fui con la guata llena y feliz con mi panorama de viernes. Sinceramente, estas entrevistas han sido una buena aventura!

Los invito a leer esta conversación llena de optimismo, empuje y alguna que otra "suerte del destino".

[ Maria Gana ] Cómo comenzaste a producir flores? Cuéntame de tus primeros días.

[ Reinaldo Escobar ] Tenía algo de conocimiento porque estudié Agronomía en la Chile, pero de floricultura nada. Y fue por accidente, la verdad. En 1995 habían unos invernaderos en Aculeo, que fracasaron rotundamente. Entonces, en una ocasión, estaban cortando crisantemos y dejando que la gente los fuera a buscar porque prácticamente los estaban botando.

Mi mamá llevó algunos para la casa y los puso en un florero. Y yo dije, "pero si estas flores están buenas, llevan una semana y están impecables", entonces fui y le dije al señor de los Crisantemos si me daba unas muestras para llevar al Cementerio Metropolitano. Quedamos en mil pesos a cambio que yo le limpiara todas las canchas.

Me conseguí una Chevrolet Luv, me acuerdo, y llevábamos unos montones grandes de flores. La gente se acercaba a la camioneta y nosotros con los bolsillos llenos de plata en efectivo, nos creíamos lo máximo. Y después empecé a comprar y vender claveles, mientras todavía estaba estudiando. El año 1998, estaba a un año de terminar la universidad y tenía dos niños chicos. Entonces pusimos una nave de claveles, porque el cementerio me quedaba a la pasada del camino a la universidad desde Aculeo, donde yo vivía.

Me paraba afuera del cementerio y ahí empezaba a llegar la gente. Después puse algunas flores con mi suegro en Coltauco (donde hoy estamos ubicados) y me puse a trabajar. Siempre lo he tenido como una actividad en paralelo, trabajé durante 18 años para una empresa horticultora. Lo tengo como un modo de subsistencia, no porque tuviera alguna afinidad especial con las flores.

Después me cambió el chip, en algún momento me enamoré de las flores.

[ Maria Gana ] Qué te hizo cambiar tu producción de claveles a lisianthus?

[ Reinaldo Escobar ] La cosecha de claveles funcionaba bien porque en 10 - 12 naves eran 12 a 15 cajas y esas se las consumía un solo puesto del Metropolitano, entonces era super fácil. La comercialización era super rápida y cómoda porque las vendía en el trayecto a mi trabajo. Y a raíz de un accidente, en las naves donde hoy están los ranúnculos, comencé a producir lisianthus. Había mucha bacteria y la cosa venía mal porque se empezaron a morir todos los claveles y para rematarla después entró alguien que le echó herbicida y mató todo lo que había.

Entonces me quedé con toda la estructura y con depresión pensando 6 meses qué iba a hacer con esto, qué planta podría ser similar y crecer rápido, para poder recuperar la inversión lo antes posible. Y ahí puse la primera nave de lisianthus, el año 2015.

Los planté. Fui a verlos al otro día y todos estaban en el suelo, todos decaídos y yo regando y regando. Al día siguiente fui y seguían desmayados. Después al tercer día volví y estaban todos parados, y yo eeeee!!!! 

Y afortunadamente, porque los precios son muy cíclicos, por ejemplo si hubiese plantado en marzo hubiese salido en diciembre con precios bajos, pero por azar los puse en buena fecha y salimos entre Marzo y Mayo y salió muy bien!

[ Maria Gana ] Cómo pasaste de mirar las flores como un mero negocio a como las vez hoy?

[ Reinaldo Escobar ] Al principio le entregábamos a los del Terminal de Flores en forma masiva y no me era muy atractivo. Pero me cambió la percepción cuando empecé a darme cuenta del la calidad de los lisianthus que vendíamos. Los primeros eran mucho más bonitos que los que hay ahora, eran variedades que desaparecieron porque eran tremendos pero no eran comerciales.

Un día fui a entregar a Ocoa y le pasé mis flores al comprador y se impactó. Para mi fue impresionante porque él era un hombre que veía muchas flores, trabajaba todo el día viendo flores, entonces me llamó la atención su reacción. El conservaba la sensibilidad y el amor por las flores, me gustaba eso de él. Yo capté altiro que había quedado impresionado, y me dijo: “me puedes traer más?” y de ahí empezamos a negociar.

Me gustó porque me imaginé el impacto que produciría en gente que no recibe flores de forma permanente. La emoción de transmitir algo indirectamente, porque estas flores van en un ramo de novia, en el día más importante de sus vidas… los claveles no tenían eso!

"Me sonó como cantante lírico (se ríe)… pero ahí me encanté con las flores".

[ Maria Gana ] Me podrías contar cómo son las cosas hoy?

[ Reinaldo Escobar ] Tenemos menos de una hectárea y media. No somos muy grandes pero somos super intensivos. Por ejemplo tenemos ranúnculos, los cuales estamos cosechando el 15 de Octubre y así de rápido, el primero de Noviembre estamos plantando lisianthus, a ver si se adelanta o se atrasan las plantas de afuera. Tenemos 60% de lisianthus, el otro 40% son ranúnculos, anémonas y alguno que otro cultivo que hemos sembrado para rotar suelo como limonium, solidago y craspedia, que sirven acompañamiento de lo principal.

El año pasado vendimos 40 mil paquetes y este año alrededor de 70 mil.

[ Maria Gana ] Qué variedad es tu preferida?

[ Reinaldo Escobar ] Los Lisianthus son mis preferidos, voy cambiando de variedad preferida con el tiempo, ahora me gustan los verdes, los “Advantage Super Magic Green”. La flor es muy bonita.

Los ranunculos también me encantan, porque se dan en una época en que los lisianthus no están tan buenos.

[ Maria Gana ] Qué relación sientes con la floricultura? Qué te ha entregado?

[ Reinaldo Escobar ] El hecho de ser floricultor tiene una ventaja de que puedes partir con muy poco. No así, si quieres partir con una hilera de 5 damascos. Y me ha dado la tranquilidad de que si me echaban de mi trabajo o algo pasaba, tenía este respaldo. Y ahora es mi trabajo principal. El hecho de tener una vida tranquila de campo, es impagable. Yo vivo en el campo hace más de quince años pero no lo disfrutaba, llegaba a la casa entre 8 y 9 de la noche. Ahora tengo la esperanza de poder disfrutarlo más!

[ Maria Gana ] Que lección te ha dado la floricultura que te gustaría transmitir?

[ Reinaldo Escobar ] Creo que es importante generar confianza. Vender una solución, que sea un buen negocio también para quienes las van a comprar. Que el cliente sepa que al trabajar conmigo va a tener flores buenas por dos semanas. Que si tiene un evento, después las puede reutilizar.

Hay que ser positivo en lo que uno hace y ser consciente que a la persona que le vendes también está trabajando. Tenemos una relación directa con nuestros clientes en la que podemos guiar a quienes nos compran, con qué comprar según para qué vas a necesitar las flores.

Las naves de "Flores Quillayquén" con el cerro Quillayquén de escenografía.

Puedes encontar sus flores en :

Tienda en el Mercado de Flores y Plantas. Av Presidente Eduardo Frei Montalva 1615, local u. 

o en su instagram @floresquillayquen

Deja un comentario